Chuck Hagel estaba por asumir el cargo del Departamento de Defensa de Estados Unidos el miércoles, en momentos en que surgen recortes presupuestales amenazadoramente fuertes y con adversarios republicanos que dudan todavía que él sea la persona correcta para el puesto.

Hagel estaba por prestar juramento el miércoles más tarde. Es probable que dirija un discurso al personal en su primer día como secretario de Defensa.

La enconada batalla de siete días sobre su nominación terminó el martes, cuando un Senado profundamente dividido aprobó su confirmación por votación de 58-41. Sólo cuatro republicanos se unieron a los demócratas para respaldar al ex senador de Nebraska por dos mandatos y dos veces herido en la guerra de Vietnam.

"Me honra que el presidente Obama y el Senado hayan confiado en mí para servir a nuestra nación una vez más", dijo Hagel en un comunicado. "No puedo pensar en privilegio más grande que guiar a los valientes y dedicados hombres y mujeres del Departamento de Defensa en momentos en que realizan misiones vitales por todo el mundo", agregó.

Hagel prometió trabajar de manera cercana con el Congreso, pero persisten dudas sobre su capacidad para manejar las responsabilidades. Poco después de la votación, el senador Lindsey Graham comentó que mantiene dudas sobre Hagel y sus aptitudes.

"Espero, por el bien de nuestra propia seguridad nacional, que supere las expectativas", añadió el republicano de Carolina del Sur.

El senador Jim Inhofe, principal republicano en la Comisión de Servicios Armados de la cámara alta, dijo que los antecedentes de Hagel sobre Israel, Irán, gastos de defensa y en materia de armas nucleares "demuestran desde mi punto de vista, una profunda y preocupante carencia de juicio sobre muchos de los asuntos críticos ante los que se enfrentará ahora como secretario de Defensa".

Sin embargo, Inhofe prometió trabajar con Hagel para evitar el recorte de 46.000 millones de dólares que golpearía al Pentágono el viernes de entrar en vigor los recortes presupuestales generalizados automáticos.

Obama aludió a la necesidad de cooperación en su declaración aplaudiendo el voto de confirmación.

El presidente dijo que estaba agradecido con Hagel: "Por recordarnos que cuando se trata de nuestra defensa nacional, no somos demócratas o republicanos, somos estadounidenses y nuestra responsabilidad más grande es la seguridad del pueblo estadounidense", afirmó Obama.

Hagel se une al reorganizado equipo de seguridad nacional de Obama, que incluye al secretario de Estado John Kerry y al director designado de la CIA John Brennan, en un momento de incertidumbre para unas fuerzas militares que emergen de dos guerras y combaten al terrorismo en todo el mundo con presupuestos más pequeños debido al déficit.

___

Donna Cassata está en Twitter como: http://twitter.com/DonnaCassataAP