El principal cabecilla de "Los Rastrojos" en la región colombiana del Eje Cafetero, Alejandro Beltrán Esquivel, alias "Alex" o "La Gorda" y presunto responsable de varias masacres, fue capturado hoy junto a otros ocho integrantes de esa banda criminal bajo la acusación de narcotráfico y homicidio selectivo.

En una rueda de prensa, el director de la Policía Nacional de Colombia, el general José Roberto León Riaño, informó que "Alex" habría participado en al menos tres masacres, entre ellas la de Mapiripán, en el departamento del Meta (centro), donde fueron asesinadas 27 personas en 1997.

Esa matanza, una de las que más han conmocionado a Colombia, fue perpetrada por paramilitares de las antiguas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), bajo el supuesto beneplácito de las Fuerzas Armadas, un hecho por el que en 2005 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado.

A Beltrán Esquivel también se le atribuye el homicidio múltiple en 2011 de doce personas en la finca La Gloria, en Antioquía (noroeste).

Asimismo, sería responsable de la masacre en 2010 de seis personas en San Francisco del Rayo, en el departamento de Córdoba (norte), una zona de histórica presencia paramilitar y en años recientes de las llamadas bandas criminales que se originaron tras la desmovilización de las AUC.

El general León Riaño explicó que los detenidos están acusados de perpetrar homicidios selectivos, extorsión y narcotráfico, así como de hacer uso de rutas internacionales para el tráfico de drogas hacia Panamá, Honduras y República Dominicana.

Las capturas se efectuaron en las ciudades de Medellín, Armenia, Florencia e Ibagué y en los municipios del El Espinal, en Tolima, y El Castillo, en el Meta.

"Beltrán Esquivel fue hombre de confianza de los hermanos Comba, cabecillas de la banda criminal de Los Rastrojos, hoy sometidos a la justicia norteamericana, e igualmente se le sindica de ser responsable de coordinaciones y negociaciones con la organización de alias "El Loco Barrera", afirmó el director de la Policía.

Según el general León Riaño, alias "Alex" era capaz de acopiar cada mes entre dos y tres toneladas de cocaína para ser distribuida a través de distintas rutas desde el Eje Cafetero hacia países de Centroamérica y el Caribe.

Durante el operativo, la policía se incautó de 32 celulares, tres computadores portátiles, una tableta, memorias USB, 10 millones de pesos (5.500 dólares), tres vehículos, dos motocicletas, armas y munición.