El presidente Juan Manuel Santos entregó el martes 568 casas gratis que fueron financiadas en parte con dineros provenientes de los negocios de Carlos Ramírez Abadía, alias "Chupeta", uno de los capos del extinto cartel del Norte del Valle, capturado en Brasil y extraditado en 2008 a Estados Unidos.

Alias "Chupeta" quizás nunca imaginó que sus ingresos ilícitos terminarían financiado casas gratis que Santos entregó a habitantes del puerto de Buenaventura, sobre el Pacífico colombiano y donde el narcotraficante tuvo uno de sus puntos de acción para exportar cocaína. Buenaventura está en el departamento de Valle del Cauca y a unos 350 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Las casas, de color blanco, puertas y ventanas de marcos de madera y de unos 52,6 metros cuadrados, forman parte de un plan que data de 2009 y que aspira en total construir en ese empobrecido puerto del Pacífico colombiano 4.052 viviendas, según indicó el Ministerio de Vivienda en un comunicado.

Aunque la construcción de las primeras 568 casas entregadas en la jornada contó con un financiamiento estatal de 2.318 millones de pesos (casi 1,3 millón de dólares), al menos 60.000 millones de pesos (33,2 millones de dólares) adicionales provinieron de "caletas" o escondites encontrados en 2008 en casas en Valle del Cauca del narcotraficante alias Chupeta, capturado en agosto de 2007 en la ciudad brasileña de Sao Paulo y extraditado a Estados Unidos en agosto del 2008.

"El alcance específico de esta ciudadela tiene una historia bastante sui géneris. En el año 2008 incautamos con el general (ex director de la policía colombiana Oscar) Naranjo, de la policía, unas caletas de un bandido narcotraficante, alias Chupeta y encontramos una cantidad de dinero muy importante", dijo Santos en el acto transmitido en vivo por la página web de la Presidencia.

Tras el decomiso, con el entonces presidente Alvaro Uribe (2002-2010) "se decidió que parte de ese dinero debería ir a estimular la vivienda, a la vivienda de interés social. Inicialmente se había previsto que era para Cali (ciudad capital de Valle del Cauca), pero dijimos no; Buenaventura, también, es una ciudad que tiene grandes necesidades de vivienda y además ha sido víctima, como pocas ciudades, del narcotráfico. Buena parte de la violencia que vive Buenaventura tiene que ver con el narcotráfico", explicó el mandatario sobre las razones de destinar los fondos a la construcción de casas en el puerto.

No es la primera vez que dinero, activos como casas, edificios y carros decomisados al narco se destinan a usos sociales o para las autoridades. El emblemático edificio de siete pisos "Mónaco", en la ciudad de Medellín y donde habitó la familia del extinto barón del cartel de Medellín Pablo Escobar, abatido en diciembre de 1993, fue desde una sede del Ejército, también ha servido como centro de atención de drogadictos y de oficinas administrativas de la Fiscalía.

Un Ferrari incautado a Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño, está en manos de la policía como una patrulla de exhibición y un complejo en Medellín, con casa y piscina, de 33.000 metros cuadrados y que perteneció a los hermanos Castaño, fundadores de grupos paramilitares, es la sede de una televisora de una televisora pública y donde se dan clases gratuitas de yoga, pilates y exhiben películas.