El español Miguel Bosé festejó sus 35 años de música y regó de romanticismo la velada de martes en el marco del 54to Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, Chile.

A casi 30 años de su primera participación en el festival, el hispano hizo vibrar a la platea femenina con éxitos como "Morir de amor", "Don diablo" y "Bandido".

Bosé, de 56 años, demostró todo el aplomo y la prestancia ganada a través de su vasta trayectoria. Tan suelto se lo vio al español que no tuvo inconvenientes en compartir el escenario con invitados como el malagueño Pablo Alborán, tres veces nominado para los Grammy Latinos, que se estará presentando el viernes en lo que será la jornada de cierre.

La chilena Francisca Valenzuela también fue recibida en el escenario con los brazos abiertos, y juntos interpretaron "Morena mía".

"Agradezco a Viña que me ha invitado una vez más al más grande festival de música de Latinoamérica", dijo Bosé quien ha comenzado con la gira mundial de su nuevo álbum Papitwo, una colección de dúos de sus grandes éxitos, para la que el español se ha rodeado de reconocidos artistas ibéricos e internacionales.

Antes de entonar "Nada particular", Bosé recordó para toda la audiencia que "hay un músculo que poco ejercita el hombre, y es el de la solidaridad que no está bien aprendida ni ejercida en el mundo tal cual como está hoy".

Para cerrar, y tras un extenso repertorio de 17 canciones, Bosé arengó a las 15.000 almas presentes en la noche de la Quinta Vergara: "Chile: ama tu libertad y nunca la entregues. Los quiero"

El público no dudó en gratificarlo con los premios Antorcha de Plata, Antorcha de Oro, Gaviota de Plata y Gaviota de Oro.

La noche también incluye la presentación del humorista chileno Nancho Parra que hará las delicias del "Monstruo", como se lo conoce al público de Viña por su fama de devorar artistas.

El cierre estará a cargo de The Jonas Brothers que han causado gran revuelo entre sus fanáticos desde el momento en que pisaron territorio chileno. Kevin, Joe y Nick debutan en la Quinta Vergara y se espera una gran recepción.