La bolsa de Fráncfort abrió hoy con fuerza a la baja por los resultados electorales en Italia y su índice DAX 30 cedía en los primeros compases de la negociación un 2,08 por ciento, hasta 7.612 unidades.