JPMorgan Chase, el mayor banco de Estados Unidos por activos, anunció hoy que planea eliminar unos 4.000 puestos de trabajo este año como parte de un programa de reducción de gastos con el que busca ahorrar 1.000 millones de dólares.

Así lo confirmó hoy a Efe una portavoz de la entidad financiera, Kristin Lemkau, quien detalló que la mayor parte de estas reducciones tendrán lugar en la división hipotecaria y se realizarán dejando de cubrir las vacantes que se generen por la jubilación o renuncia de su empleados.

Por otra parte, el banco reiteró hoy en su conferencia anual con inversores que planea reducir entre 13.000 y 15.000 empleos en su división hipotecaria hasta 2014, aunque parte de esos recortes se podría ver compensada por nuevas contrataciones en otras áreas del banco.

JPMorgan Chase, que cuenta con casi 259.000 empleados en todo el mundo, informó también que planea elevar en 200 su número de sucursales durante los próximos dos años.

El banco anunció el mes pasado que elevó su beneficio neto un 12 % hasta alcanzar un récord de 21.284 millones de dólares en su año fiscal 2012, que estuvo marcado por el escándalo por las multimillonarias pérdidas que ocasionaron las arriesgadas operaciones de su oficina de inversiones en Londres.

Otros importantes bancos estadounidenses han anunciado últimamente reducciones de plantilla, como Citigroup, que desveló en diciembre que eliminará más de 11.000 puestos de trabajo en todo el mundo, o Morgan Stanley, que informó el mes pasado que planea despedir a 1.600 trabajadores.

A una hora y media para el cierre de la sesión en la bolsa de Nueva York (NYSE), las acciones de la empresa -una de las treinta que compone el índice Dow Jones de Industriales- bajaban 0,73 %, o 35 centavos, para cambiarse por 47,34 dólares cada una, aunque en los últimos 12 meses acumulan una subida del 23,8 %.