El Salvador y Guatemala dialogan a nivel diplomático sobre una mina de oro que desde ese país vecino podría contaminar un lago y el río salvadoreño más caudaloso, informó hoy en San Salvador el canciller Hugo Martínez.

"En las últimas semanas hemos tenido una serie de intercambios con el canciller (Fernando) Carrera de Guatemala, que ha sido muy receptivo", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador ante preguntas sobre el tema en una conferencia de prensa.

Organizaciones ambientalistas salvadoreñas han denunciado que la mina Cerro Blanco, ubicada en Jutiapa (Guatemala), cerca de El Salvador, podría contaminar el lago Güija y el río Lempa, el más caudaloso de este país.

La mina, de la empresa canadiense Goldcorp Inc., aún está en fase de exploración y podría iniciar la explotación el próximo año.

Martínez enfatizó que "este asunto se está ventilando en el nivel diplomático, como corresponde", y "en un clima de hermandad", e indicó que "en las próximas semanas" informará de los resultados del diálogo.

Sin embargo, apuntó que se ha "avanzado en agilizar algunos mecanismos" de diálogo y en la eventual negociación de un tratado general de aguas entre ambos países.

Esa negociación ya fue abordada en la II Reunión de la Comisión Binacional El Salvador-Guatemala que en septiembre pasado revisó en la capital salvadoreña las relaciones bilaterales en temas económicos, políticos, de seguridad y ambientales.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, anunció el pasado día 11 la creación de una comisión que analizará el eventual impacto en su país de la mina de Guatemala.