El presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, viaja hoy a Alemania para una visita oficial de cuatro días en medio de la presión de los mercados, tras la incertidumbre creada después de los resultados de las elecciones en los que ningún partido ha conseguido la mayoría en el Senado.

La visita, que se había programado el pasado junio, prevé que Napolitano llegue hoy a Múnich para en los siguientes días viajar a Berlín, donde se encontrará con la canciller alemana Angela Merkel y el presidente Joachim Gauck.

La prensa italiana destaca hoy la importancia de esta visita que podría calmar a los mercados que se abaten desde hoy sobre Italia debido a la ingobernabilidad que ha surgido de las urnas.

En la agenda de Napolitano se encuentra también su participación en un congreso dedicado a temas europeos, un encuentro con la comunidad italiana en Alemania, así como un discurso en la universidad von Humboldt el viernes por la mañana.