El líder del centroizquierda italiano, Pier Luigi Bersani, afirmó hoy que asume la responsabilidad que le han otorgado las urnas como la coalición más votada en las elecciones generales y anunció que propondrá al nuevo Parlamento un plan de Gobierno con una serie de reformas.

En su primera comparecencia pública tras conocerse los resultados electorales, Bersani reconoció el rechazo a la política tradicional que se puede leer de estas elecciones y dijo ser consciente del "dramatismo" y los "riesgos" que existen para Italia con el temor de la ingobernabilidad, aunque no quiere someterse a "diplomacias".

"Para nosotros se trata de tomar nota con sencillez y consciencia de lo que sale de esta cita electoral, insistiendo en la voluntad de ser útiles a nuestro país. Nosotros, de todos modos, hemos recibido de estas elecciones el mayor cargo de responsabilidad", afirmó el líder del centroizquierda.