El grupo ecologista Amigos de la Tierra de España y una fundación nicaragüense anunciaron hoy que estudiarán la biodiversidad hidrobiológica y las especies amenazadas por la "extracción insostenible" en el Golfo de Fonseca que comparten El Salvador, Honduras y Nicaragua, en el Pacífico.

Ese estudio, auspiciado por la Unión Europea, evaluará al menos doce especies de interés comercial para la pesquería en el Golfo de Fonseca y la biodiversidad hidrobiológica, dijo en rueda de prensa el director de Amigos de la Tierra de España, Guillermo Rodríguez.

El objetivo es contribuir a la creación de un modelo de gestión sostenible, social, económica y medioambiental en el Golfo de Fonseca, explicó.

El estudio estará a cargo de Ramón Muiño, coordinador del grupo de recursos marinos y pesquerías de la Universidad de A Coruña (UDC) de España, precisó Rodríguez.

En el estudio, que durará 13 meses, se espera conocer sobre la temporalidad de la pesca, las zonas de la pesca, cómo, dónde y cuándo trabajan los pescadores, añadió.

En tanto, el especialista Muiño dijo que ese estudio será "un proceso que se basará en la autoconfianza".

"Debemos confiar en los pescadores y ellos en nosotros" para poder contribuir a mejorar la calidad de vida de las comunidades vecinas al Golfo de Fonseca que dependen de la pesca, apuntó.

Para la realización de ese estudio trabajarán en coordinación con la Fundación Líder, de Nicaragua, que opera en la zona del Golfo de Fonseca, y con las autoridades locales, anotó.

Muiño añadió que la metodología que emplearán será participativa y en el proceso involucrará directamente a los pescadores del Golfo de Fonseca con el fin de que las propuestas nazcan de ellos y puedan decidir sobre su futuro.

Los gobiernos de El Salvador, Honduras y Nicaragua acordaron en diciembre pasado constituir una comisión trinacional "con la finalidad de mantener al Golfo de Fonseca como una zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad".