Un palestino que murió en circunstancias controvertidas bajo detención israelí recibió el lunes un funeral de héroe; miles acudieron a su tumba y la policía palestina lo honró con una salva de 21 disparos.

Las autoridades palestinas dijeron que de acuerdo con la autopsia, Arafat Jaradat fue torturado durante un interrogatorio israelí. Las autoridades israelíes dijeron que son necesarias más pruebas para determinar las causas de la muerte de Jaradat y el ministro de Seguridad Pública de Israel dijo que permitirá a un experto internacional revisar los resultados de la autopsia.

La muerte de Jaradat, de 30 años, padre de dos hijos y empleado de una gasolinera, coincide con un incremento de las tensiones en Cisjordania, situación por la cual se menciona en Israel la posibilidad de una nueva sublevación palestina.

La oficina del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, dijo el lunes que ha sostenido consultas sobre esta situación con las autoridades de seguridad, en tanto que el enviado de la ONU, Robert Serry, advirtió que "el incremento de las tensiones representa un peligro real de desestabilización".

En los últimos días, han ocurrido frecuentes protestas palestinas en apoyo a unos 4.600 presos en Israel, en particular a favor de cuatro de ellos que han realizado prolongadas huelgas de hambre.

En un enfrentamiento que tuvo lugar el lunes, un menor de 13 años resultó herido de gravedad debido a disparos con munición viva, dijo un doctor palestino. El mando militar israelí afirmó que por lo general recurre a medios no letales para disolver las protestas, como gas lacrimógeno, granadas de aturdimiento y cañones de agua.

La suerte de los prisioneros es un tema sensible entre la sociedad palestina porque prácticamente todas las familias tienen al menos un integrante preso en Israel.

Los palestinos detenidos afrontan una amplia diversidad de cargos que van desde apedreamientos hasta ataques mortales. Estas personas son vistas como héroes que resisten la ocupación en tanto que los israelíes las consideran terroristas.

___

La periodista de The Associated Press, Dalia Nammari, en Ramala, Cisjordania, contribuyó a este despacho.