Los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) debaten hoy en Bruselas el esquema de pagos básicos que constituirá el grueso de las ayudas directas a los agricultores en el marco de la futura Política Agracia Común (PAC), que las instituciones y países europeos están acabando de negociar.

España se encuentra en un grupo de países que solicita más flexibilidad sobre la propuesta de la Comisión Europea de que esos pagos se hagan mediante una "tasa plana" por hectárea a nivel nacional y regional, en tanto que hasta ahora se tenían en cuenta referencias históricas, indicaron fuentes diplomáticas.

Las autoridades españolas consideran radical esa propuesta de tasa plana ya que, a su juicio, no tiene en cuenta la "diversidad" del campo español.

Así, el ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, defenderá ante sus socios comunitarios que los agricultores que percibían más ayudas mantengan en la medida de lo posible ese nivel y no se vean perjudicados al recibir una tasa plana, igual para todos, apuntaron las fuentes.

Otro punto por decidir será cómo determinar las hectáreas elegibles para efectuar los pagos, de manera que haya normas claras a la hora de establecer qué terreno se dedica al cultivo y se impida hacer acopio de tierras y que haya una "distorsión" de las ayudas.

En el caso de España, que tiene una superficie extensa y un clima principalmente seco, la definición de "superficie agraria" es difícil al haber muchas zonas intermedias, explicaron las fuentes.

Una vez cerrado el presupuesto global de la UE para el periodo 2014-2020, falta por ver cómo se reparten los fondos dedicados al capítulo agrícola.

En esos siete años, los pagos directos a España, en términos corrientes, ascenderían a más de 35.700 millones de euros, recordaron las fuentes.

La nueva PAC debe entrar en vigor en enero de 2014, pero dada la tardanza a la hora de cerrar el presupuesto comunitario plurianual, es posible que la aplicación de las nuevas normas agrícolas se retrase un año.

"Lo importante es que las ayudas van a llegar a los agricultores puntualmente", sea con las nuevas reglas o las antiguas, especificaron las fuentes, que aseguraron que "están preparados los dos escenarios y el dinero está disponible".

Los ministros también harán hoy un balance de la crisis motivada por el descubrimiento en varios países europeos de alimentos preparados etiquetados como vacuno que contenían restos de carne de caballo.

Ya se ha aprobado a nivel europeo realizar controles más exhaustivos de ADN el próximo mes a diversos productos para determinar el alcance de este fraude económico y si puede tener repercusiones para la salud. EFE