En Brasil se registraron 204.650 casos de dengue desde comienzos de este año hasta la primera quincena de febrero, lo que supone un aumento del 190 por ciento respecto a las 70.489 notificaciones del mismo periodo de 2012, informó hoy el Ministerio de Salud.

El 84,6 por ciento de los casos se registró en los estados de Mato Grosso do Sul, Minas Gerais, Sao Paulo, Río de Janeiro, Paraná, Espíritu Santo, Mato Grosso y Goiás, todos de las regiones sur, sudeste y centro-oeste del país, según el balance epidemiológico divulgado por el Ministerio.

"La situación de esos ocho estados debe servir de alerta a los demás para que no interrumpan las acciones de combate a la enfermedad", dijo en una rueda de prensa el ministro de Salud, Alexandre Padilha.

El ministro recordó que la temporada de lluvias, que es la época en que prolifera el mosquito aedes aegypti, causante de la enfermedad, está comenzando en el país, con lo cual "la lucha contra el dengue está en el inicio", dijo.

De acuerdo con el Ministerio, más de la mitad de los casos, el 52,6 por ciento, corresponden al tipo DENV-4, una de las cuatro variantes que circulan en el país.

Sin embargo, el Ministerio precisó que los casos graves se situaron en 324, una reducción del 44 por ciento, mientras que la cifra de muertes a causa de la dolencia alcanzó los 33 óbitos, una contracción del 20 por ciento frente al mismo periodo del año pasado.

El dengue es una enfermedad que tiene como síntomas fiebres altas, dolor de cabeza, vómitos y erupciones en la piel.