El embajador de España en la República Dominicana, Jaime Lacadena, destacó hoy, con motivo de la llegada a Santo Domingo del galeón "La Pepa", réplica de un navío del siglo XVII, "los logros de la España de hoy" en un momento en que el país "atraviesa una etapa difícil".

La nave, cuyo nombre alude a la denominación popular de la Constitución española de 1812, está anclada en el puerto de Santo Domingo, primera escala de la gira iberoamericana que lleva a cabo en conmemoración del bicentenario de aquella Carta Magna.

El galeón, que arribó a tierra dominicana el pasado jueves, visitará en su periplo San Juan de Puerto Rico, Cartagena de Indias (Colombia) o Veracruz (México), estará presente en Panamá con motivo de la XXIII Cumbre Iberoamericana y en los actos conmemorativos del quinto centenario del descubrimiento de La Florida (EEUU).

Lacadena, en un acto oficial de bienvenida al navío, dijo que representa un "ejemplo notable (...) de una forma de hacer bien las cosas a la que con legítimo orgullo llamamos la Marca España".

"Tenemos la obligación de creer en nosotros mismos. España atraviesa una etapa difícil que ha exigido grandes sacrificios, no solo a los españoles, también a muchos inmigrantes", dijo el diplomático, quien mencionó en particular a "decenas de miles de dominicanos" que viven en la nación europea.

El embajador, no obstante, resaltó las reformas puestas en marcha por el Gobierno, que han permitido "superar los peores momentos de la crisis".

Al referirse a "La Pepa", afirmó que transmite el mensaje de "la vigencia del espíritu liberal y democrático de la Constitución de Cádiz de 1812, aquella que precisamente buscaba la soberanía nacional para los españoles de ambos hemisferios".

Esa Constitución "redactada y votada con una importante participación de representantes de estos territorios, dos de ellos dominicanos, serviría poco después de inspiración a la práctica totalidad de textos constitucionales aprobados en las nacientes repúblicas iberoamericanas", recordó.

El mensaje que la visita del buque lleva a la ciudad de Santo Domingo, primada de América, "debe servir para forjar una renovada Comunidad Iberoamericana en el siglo XXI", apostilló.

El galeón español, de 55 metros de eslora y once de manga, construido con madera de roble, de iroko y de pino y dotado de seis cubiertas, zarpará el 3 de marzo rumbo a Puerto Rico.