El líder de la coalición de centroizquierda Pier Luigi Bersani, admitió hoy que tras las elecciones generales italianas "se abre una situación muy delicada" para el país, y manifestó que su formación gestionará "la responsabilidad" que les han conferido las urnas "en el interés de Italia".

Estas fueron las primeras declaraciones del líder político difundidas en la página web de su formación, el Partido Demócrata (PD), cuando el escrutinio total de los votos está a punto de cerrarse.

"El centroizquierda ha ganado en la Cámara de los Diputados y, por número de votos, también en el Senado", aseguró.