La distancia entre quienes quieren sacar del cargo a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, y los que desean que permanezca en el municipio se ha atenuado, según dos encuestas publicadas hoy, y a poco de realizarse una consulta popular al respecto.

Un 55 % está a favor de que Villarán deje el cargo, un punto porcentual más que en una encuesta anterior, contra un 39 % que se opone, quienes en un sondeo pasado sumaban un 38 %, según la firma Ipsos Apoyo.

Mientras que en la encuesta de la empresa GFK, los que quieren que Villarán deje la alcaldía pasan de un 60 a un 58 % y los que apoyan su permanencia suben de 39 a 40 %.

En una simulación de voto de Ipsos Apoyo, los que desean que Villarán salga del municipio caen del 58,1 al 54,5 %, mientras que los que quieren que se quede suben del 41,9 % al 45,5 %.

En la simulación de GFK, los que buscan que Villarán esté fuera de la alcaldía alcanzan un 57 %, contra un 43 % que la apoya.

Entre los principales motivos para que Villarán deje el cargo se encuentran que no administra bien la ciudad (43 %) y que los encuestados no están de acuerdo con sus ideas (36 %), según Ipsos Apoyo; mientras que para un 60 % de los entrevistados por GFK está haciendo una mala gestión y un 40 % señala que le falta experiencia.

Un 51 % de los encuestados por Ipsos Apoyo considera que Lima perdería tiempo y se paralizaría si Villarán deja el cargo y un 49 % cree que es un gasto inútil de dinero; al tiempo que según GFK un 58 % estima que se gasta mucho en el proceso de revocar y un 40 % piensa que se dejarían proyectos inconclusos.

La desaprobación de la alcaldesa limeña subió de 57 a 59 %, según Ipsos Apoyo, y bajó de 67 a 64 %, de acuerdo con GFK; mientras que para la primera encuestadora su aprobación subió dos puntos porcentuales hasta ubicarse en 34 % y para la segunda se alzó de 29 a 31 %.

El próximo 17 de marzo los limeños participarán en una consulta popular en la que decidirán sobre la permanencia de Villarán en la alcaldía junto a sus 39 regidores, por lo que actualmente se desarrollan campañas a favor y en contra.

Un grupo de opositores presentó las firmas necesarias para la consulta popular por la supuesta ineficacia de la gestión de Villarán, posición que ha sido rebatida por los simpatizantes de la alcaldesa al señalar su falta de argumentos.

Para el director de Ipsos Apoyo, Alfredo Torres, "el desenlace del 17 de marzo dependerá, en gran medida, de las movilizaciones que lleven a cabo ambas corrientes los próximos 20 días en los sectores más populosos de la capital".

La encuesta de Ipsos se realizó del 20 al 22 de febrero, tuvo una muestra de 600 personas y un margen de error del 3,9 %.

Por su parte, el sondeo de GFK se hizo entre el 18 y el 20 de febrero, tuvo 500 entrevistados y un margen de error del 4,4 %. EFE