Unas 150.000 personas salieron hoy a las calles en varias ciudades de Bulgaria para protestar contra las empresas eléctricas a las que acusan de "monopolistas" y contra la clase política en general, marcada la corrupción.

Las principales manifestaciones se produjeron en la capital Sofía y en la ciudad costera de Varna, con 40.000 y 50.000 manifestantes, respectivamente, informó el canal privado TV7.

Además, se registraron marchas de protestas en otras 30 ciudades del país balcánico, el más pobre de la Unión Europea (UE), que vive desde hace dos semanas una ola de manifestaciones.

Los ciudadanos descontentos exigen la nacionalización de las tres empresas eléctricas del país, actualmente en manos de dos compañías checas y una austríaca.

Además, reclaman que el Parlamento o el presidente, Rosen Plevneliev, declaren una moratoria del pago para las últimas cuentas de luz -que en muchos hogares consumen todos los ingresos disponibles.

También exigen un Ejecutivo de crisis, la convocatoria de una Asamblea Especial para reformar la Constitución, una mayor participación civil en el Ejecutivo y los órganos reguladores y la supresión de la inmunidad de los parlamentarios.

A mediados de esta semana, el Gobierno del populista primer ministro Boiko Borisov presentó su dimisión en bloque tras violentos enfrentamientos entre manifestantes y la policía.

El presidente de Bulgaria, Rosen Plevneliev, prevé la constitución de un Gobierno tecnócrata interino y la celebración de elecciones generales anticipadas a finales de abril o principios de mayo, al considerar "agotado" el actual Parlamento.

El propio Plevneliev intentó hoy hablar con los manifestantes en Sofía, cerca del Parlamento, aunque fue abucheado.

"Gracias a todos por vuestra posición activa de ciudadanos. Y de mostrarla de forma democrática", dijo el presidente búlgaro, citado por la prensa local.

"Os invito la semana que viene en la Presidencia para trabajar juntos sobre los asuntos importantes del Estado", agregó antes de perderse su voz entre aclamaciones de "mafia" y "¡fuera!", según la fuente.