Al menos dos libaneses murieron anoche por disparos desde el lado sirio en una zona fronteriza del norte del Líbano, informaron hoy a Efe fuentes policiales.

Una de las víctimas, de unos 40 años, pasaba en su coche por el pueblo de Al Baqia, en la región de Wadi Jaled, cuando uno de las balas le alcanzó en la cabeza lo que ocasionó la muerte.

La otra víctima falleció por el impacto de un obús sirio contra su vivienda, también en la región de Wadi Jaled, que durante toda la noche ha sido objetivo de bombardeos desde Siria.

Este tipo de incidentes son frecuentes desde que comenzó la revuelta contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011.

La situación de seguridad en el Líbano se ha deteriorado en los últimos meses, en los que ha habido secuestros, ataques de las fuerzas sirias al otro lado de la frontera, y enfrentamientos armados entre detractores y seguidores de Al Asad en Trípoli (norte), Beirut y otras zonas del país.