El británico Mo Farah y la etíope Meseret Defar hicieron valer su condición de favoritos y se apuntaron la victoria en el medio maratón de Nueva Orleans (Estados Unidos.

Farah, campeón olímpico de 5.000 y 10.000 metros en Londres 2012, ganó con nuevo récord de la prueba, 1h00:59, al superar al esprint al etíope Gebre Gebremariam.

El anterior récord de la carrera estaba en poder del keniano Martin Lel, que en 2010 marcó 1h01:07 y que hoy tan sólo pudo ser cuarto a más de tres minutos del británico.

En categoría femenina, Defar, campeona olímpica de 5.000, también estableció una mejor marca de la prueba con un crono de 1h07:25 y más de un minuto de ventaja sobre la estadounidense Shalane Flanagan.

Su marca rebaja los 1h07:36 conseguidos por la neozelandesa Kim Smith en 2011.