El piloto estadounidense Jimmie Johnson ganó hoy por segunda vez en su carrera las 500 Millas de Daytona, en una edición 55 en la que la primera mujer en lograr una "pole position", Danica Patrick, finalizó octava.

La primera prueba oficial de la temporada NASCAR dejó a un Johnson pletórico con una gran clase y demostración de como se deben ganar las pruebas importantes.

Mientras que en segundo lugar quedó su compañero de equipo Dale Earnhardt Jr., quien intentó superarlo en la última vuelta pero no le alcanzó el tiempo.

"Estuvimos impecables en los momentos decisivos de la carrera", declaró Johnson, del equipo Hendrick Motorsports. "Siempre respondimos como un gran equipo y el coche se comportó de forma magistral".

Johnson, que ganó su prueba número 400 como profesional, relegó a un segundo plano a Patrick, que tuvo que conformarse con el octavo puesto.

Patrick, novata en la Sprint Cup, se convirtió en la primera mujer en liderar vuelta en bandera verde en la historia de las 500 millas de Daytona y es ahora también la primera que termina en la mejor posición de la carrera considerada como "The Great American Race".

Su pérdida de posiciones se dio cuando Earnhardt Jr. hizo su movimiento para ganar lugares, que al final tampoco fue suficiente a la hora de darle alcance a Johnson, que en el último reinicio de carrera superó al campeón defensor Brad Keselowski para conseguir la ventaja definitiva.

Johnson, que había ganado su primera carrera de las 500 Millas de Daytona en la temporada del 2006, durante las últimas seis vueltas nunca tuvo un rival que le inquietase.

Junto a Johnson y Earnhardt Jr., que utilizaron el nuevo Chevrolet SS, Mark Martin fue tercero con el equipo de Michael Waltrip Racing Toyota.

Keselowski, que pudo superar los primeros accidentes que se registraron al comienzo de la carrera, ocupó el cuarto lugar con su nuevo Ford que Penske Racing ha preparado esta temporada para él.

Patrick, a pesar de haber quedado octava, dijo sentirse algo decepcionada por no haber podido encontrar la respuesta correcta a la hora de tomar la mejor decisión que le hubiese permitido optar por el triunfo.

"Te mantienes pensando todo el tiempo sobre la acción decisiva", declaró Patrick. "Gastas una gran cantidad de tiempo pensando cómo aprovechar la oportunidad que se te presenta, pero no fue posible".

Patrick fue la primera mujer que ha liderado vueltas en las 500 Millas de Daytona cuando pasó a Waltrip al reiniciarse la carrera en la 90 y se mantuvo dos más al frente del grupo de corredores que todavía estaban en la pista.

La primera mujer que lideró una vuelta en una carrera de la modalidad NASCAR fue Janet Guthrie, quien lo hizo en la Series Cup, durante la prueba celebrada en Ontario (Canadá) en 1977, durante cinco rondas, pero bajo la bandera de precaución.

Varios pilotos importantes tuvieron que abandonar al inicio de la competición. Kevin Harvick y el favorito Tony Stewart tuvieron que irse al verse involucrados en un choque múltiple.

A Harvick, que había ganado las dos primeras pruebas de apoyo antes del inicio de las 500 Millas de Daytona y se presentaba como uno de los favoritos a luchar por el título, le tocó retirarse y ocupar el cuadragésimo segundo puesto.

Stewart también dijo adiós a una prueba que todavía no ha podido ganar como profesional tras quince participaciones.

"Si no digo que me encuentro decepcionado y desilusionado, entonces estaría mintiendo", declaró Stewart. "Así es la competición y hay que seguir".

El primer accidente importante también forzó el abandono de uno de los ganadores de las 500 Millas de Daytona, Jamie McMurray, junto con su compañero del equipo Chip Ganassi Racing, el colombiano Juan Pablo Montoya, y Kasey Kahne.

El siguiente accidente se generó en la vuelta número 105 y se vieron involucrados nueve coches, entre ellos el de otro de los favoritos al triunfo, Carl Edwards.