David Ferrer ganó el domingo su segundo torneo de la temporada al vencer al suizo Stanislas Wawrinka 6-4, 3-6, 6-1 en la final de la Copa Claro en Buenos Aires.

El español, primer cabeza de serie, quebró el servicio de su rival seis veces, incluso tres en el set final, para conquistar el vigésimo título de su carrera.

El mes pasado había ganado en Auckland, Nueva Zelanda.

Wawrinka buscaba su cuarto título pero después de un promisorio segundo set no pudo con la consistencia de Ferrer.

"Estoy muy feliz", afirmó el ganador. "Es dificil conseguir dos títulos en un año".

"Ganar veinte torneos del ATP es difícil de conseguir", agregó. "Yo jamás en mi vida pensé en esa cifra. Los sueños se cumplen mucho más de lo que uno cree".

En la final de dobles, los italianos Simone Bolelli y Fabio Fognini derrotaron a Nicholas Monroe, de Estados Unidos, y Somon Stadler, de Alemania, 6-3, 6-2.

El torneo se jugó en canchas de polvo de ladrillo.