La senadora Piedad Zuccardi se entregó voluntariamente a las autoridades para hacer efectiva una orden de captura de la Corte Suprema de Justicia que la investiga por sus aparentes vínculos con paramilitares, se informó el domingo oficialmente.

La oficina de prensa de la Fiscalía dijo en un escueto comunicado que Zuccardi se presentó hacia las 10 de la noche del sábado (0300 GMT del domingo) en las instalaciones principales del ente investigador en el oeste de Bogotá.

No se precisó de inmediato de dónde llegó Zuccardi. Sin embargo, en un comunicado que ella expidió esta semana aseguró que estaba en Costa Rica.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ordenó la captura de Zuccardi para escucharla en diligencia de indagatoria. A ella se la relaciona con los ex jefes paramilitares Salvatore Mancuso, Iván Roberto Duque (alias "Ernesto Báez") y Uber Bánquez (alias "Juancho Dique").

Zuccardi, del Partido Social de la Unidad Nacional o Partido de La U, ha pregonado siempre su inocencia.

La Corte Suprema inició a finales de 2006 una vasta investigación para establecer los nexos entre la clase política y las bandas paramilitares, acusadas de masacres de civiles y narcotráfico. Desde entonces más de 70 políticos han sido procesados y condenados dentro de esa compleja indagación.