La euforia del Milan tras su victoria ante Barcelona se aquietó el domingo tras un empate 1-1 con su clásico rival Inter en la liga italiana de fútbol, en la que Juventus aumentó momentáneamente a siete su ventaja como líder.

El derby milanés fue un duelo de dos caras. El Milan, en condición de visitante en el estadio San Siro, dominó en el primer tiempo y se adelantó con un gol de Stephen El Shaarawy a los 21 minutos. Pero Inter reaccionó en la segunda mitad y el argentino Ezequiel Schelotto, quien entró como suplente, empató a los 71 con un cabezazo.

Juventus venció 3-0 a Siena para alcanzar los 58 puntos en 26 fechas. Napoli, que el lunes se medirá con Udinese, suma 51. Milan está tercero con 45, seguido por Inter y Lazio con 44.

La cita en San Siro tuvo como nota la presencia del artillero Mario Balotelli frente a su ex club, luego que el Manchester City le transfirió al Milan el mes pasado. Los hinchas agitaron bananas de plástico hacia Balotelli y le abuchearon. El jugador respondió poniéndose un dedo en su boca al promediar el segundo tiempo, un gesto para que hicieron silencia.

Milan, a que a mitad de semana venció 2-0 a Barcelona en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, se adelantó gracias a El Schaarawy, quien alcanzó a puntear el balón con la derecha en medio de dos defensores.

En el segundo tiempo, el Inter entró a jugarse el todo por el todo. El volante colombiano Fredy Guarín estuvo cerca de anotar, pero su remate dentro del área chica fue tapado por el arquero Christian Abbiati.

Schelotto logró el empate con un espléndido gol de cabeza, a la entrada del área chica.

Inter atacó hasta el final en búsqueda del triunfo frente a un rival que parecía más cansado y resignado al empate.

El defensor suizo Stephan Lichsteiner puso en ventaja a Juventus al anotar a la media hora, aunque con la ayuda de un mal despeje del portero Gianluca Pegolo.

Sebastian Giovinco (74) y el francés Paul Pogba (89) anotaron los otros goles de la "Vecchia Signora".

Juventus martilló desde el inicio con insistencia sobre el arco del Siena, que se salvó gracias a dos buenas atajadas de Pegolo, que paró dos tiros peligrosos de Giovinco y Claudio Marchisio.

La Juve mostró de inmediato su mejor juego y más ofensivo y trató de cerrar el partido lo antes posible, pero Siena se defendió bien y solo a la media hora le perforaron las redes.

Tras el segundo gol, Siena estuvo a punto de acortar la distancia con un cabezazo del suizo Innocent Emeghara, que el arquero juventino Gianluigi Buffon alcanzó a desviar al travesaño.

El técnico de Juventus, Antonio Conte, le dio descanso al volante chileno Arturo Vidal, con miras al choque contra Napoli en la próxima fecha.

Roma, por su parte, que partió con un gol en contra, se impuso 3-2 en casa de Atalanta.

En un partido jugado bajo la nieve, el brasileño Marquinho hizo el primero gol de la Roma a los 12 minutos con un tiro a media altura desde fuera del área. También facturaron el bosnio Miralem Pjanic (34) y el griego Panagiotis Torosidis (71).

Los goles de Atalanta fueron obra del delantero Marco Livaja (9 y 44).

En otros resultados, Catania venció 2-1 a Parma con goles de Francesco Lodi (5) y del español Keko (44). Parma descontó mediante el brasileño Amauri (87).

Cagliari se impuso 4-3 al Torino con un doblete de Daniele Conti (75 y 95). Los otros dos fueron con penales ejecutados por Marco Sau (37) y el atacante chileno Mauricio Pinilla (87).

Torino descontó por intermedio de Alessio Cerci (48), el serbio Alen Stevanovic (55) y Rolando Bianchi (90, de penal).

Poco antes, con un gol del brasileño Eder, Sampdoria venció 2-0 a Chievo. Cuando Chievo atacaba con insistencia, Eder culminó a los 83 minutos un contragolpe. Andrea Poli (33) había anotado el primero.

En los últimos tres lugares, que son los que descenderán a la Serie B, se encuentran Palermo con 20 puntos y Pescara y Siena con 21.