Corea del Norte advirtió al comandante estadounidense de mayor rango en Corea del Sur que cancele próximos ejercicios militares que tienen la intención de disuadir las provocaciones militares de Pyongyang.

Medios de prensa estatales norcoreanos dijeron que la advertencia fue enviada el sábado al general James Thurman. Estados Unidos y Corea del Sur notificaron antes al Norte sobre sus planes de comenzar el próximo mes sus ejercicios anuales denominados Key Resolve y Foal Eagle.

Corea del Norte califica los ejercicios conjuntos como un ejemplo eminente de la hostilidad de Estados Unidos contra ella. Pyongyang dice que la hostilidad apremió a Corea del Norte a realizar la prueba nuclear del 12 de febrero.

Funcionarios estadounidenses están negociando en el Consejo de Seguridad de la ONU imponer sanciones más fuertes contra Corea del Norte por la prueba nuclear, la tercera del país desde 2006.

Washington tiene emplazados más de 28.000 soldados en Corea del Sur en un legado de la Guerra Coreana de 1950-1953.