Un nuevo partido nacionalista vasco inició actividades el sábado después que el Tribunal Supremo de España autorizó su creación porque no está vinculado directamente a Batasuna, brazo político del grupo separatista ETA.

El Partido Sortu fue lanzado formalmente ocho meses después de que el Tribunal emitió su fallo.

"Sortu acaba de nacer pero tenemos las cosas muy claras, vamos a echar el resto para la creación de un estado vasco, independiente y socialista; ése es el reto", afirmó Pernando Barrena, portavoz del partido.

En su congreso inaugural, Hasier Arraiz fue confirmado como su presidente y se leyó una carta del secretario general Arnaldo Otegi, quien cumple una sentencia de 10 años de cárcel tras ser declarado culpable en 2009 de intentar activar al Batasuna de nuevo.

La misiva afirma que tanto España como Francia siguen negando el estatus del País Vasco como nación y su derecho a la autodeterminación.