Ryan Giggs celebró el sábado su partido profesional número 999 con un gol que ayudó a Manchester United a obtener provisionalmente una considerable ventaja de 15 puntos al tope de la Liga Premier.

Un gol tardío del mediocampista galés siguió a otro gol del defensor Rafael da Silva para que United venciera 2-0 al colista Queens Park Rangers.

"Ha vuelto a cumplir", se entusiasmó el técnico Alex Ferguson sobre el veterano Giggs de 39 años. "Es un hombre notable".

Aunque el escolta, Manchester City, derrote el domingo a Chelsea, Giggs parece destinado a conquistar un decimotercer título liguero en el club donde ha pasado toda su carrera.

Pero para su tradicional rival Arsenal, sin embargo, la temporada prácticamente se reduce a salvar una plaza para la Liga de Campeones. El club del norte de Londres logró el sábado una victoria sobre Aston Villa por 2-1 que lo coloca provisionalmente a un punto del cuarto, Tottenham.

Fue la tercera victoria liguera seguida en el Estadio Emiratos, pero en una semana en la que parecieron esfumarse las esperanzas de conquistar su primer trofeo desde el 2005.

El club Blackburn, de la segunda división, eliminó al Arsenal de la Copa FA el sábado pasado, mientras que el Bayern Munich derrotó a Arsenal por 3-1 el martes en el partido de ida de la Liga de Campeones.

Santi Cazorla anotó los dos goles, mientras que el tanto de los perdedores fue de Andreas Weismann.

Aston Villa volvió a la zona del descenso junto con Wigan, que perdió 3-0 con Reading, y con QPR.

Asimismo el sábado, el sexto en las posiciones, Everton, cayó a cinco puntos detrás de Arsenal tras perder 2-1 en Norwich. West Bromwich Albion subió al séptimo lugar al derrotar por el mismo marcador a Sunderland, y Fulham le ganó a Stoke 1-0 en un encuentro entre equipos de mitad de la tabla.