El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió hoy al chavismo una "victoria apoteósica" en las municipales de julio próximo para rematar los triunfos que obtuvo en las presidenciales de octubre y las regionales de diciembre pasados.

"El domingo 14 de julio nosotros tenemos que garantizar la tercera victoria en seguidilla de nuestro plan (...), debemos garantizar que este hermoso proceso de elecciones por la base sea coronado con una victoria apoteósica", dijo en una asamblea popular del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ganó una nueva reelección en las elecciones que el pasado 7 de octubre decidieron el período de Gobierno 2013-2019 y el 16 de diciembre el PSUV ganó 20 de los 23 Gobiernos regionales.

La reunión partidista de hoy, televisada por emisoras estatales, dio inicio a la postulación de los dirigentes barriales del PSUV que participarán en las primarias que el 7 de abril efectuará el partido de Chávez para definir a sus candidatos en los comicios de julio.

"Este método de postulación en asambleas públicas y elecciones directas fue decidido durante su convalecencia por el presidente", destacó Maduro y recordó que ayer mantuvo con él "varias sesiones" de trabajo en el hospital de Caracas donde está internado, porque la cánula traqueal que le ayuda a respirar "no le impide a él dar orientaciones y órdenes", subrayó.

Maduro indicó anoche que la reunión con Chávez duró cinco horas y media y que en ella participaron otros miembros de su equipo de Gobierno, con los cuales abordó diversos temas en un encuentro en el que se comunicó de forma escrita y se mostró "muy enérgico".

Las declaraciones de Maduro se producen después de que el Gobierno informara el jueves de que la insuficiencia respiratoria que le surgió a Chávez tras su operación en Cuba persiste y su tendencia "no ha sido favorable", aunque continúa con el tratamiento para el cáncer sin efectos "adversos significativos".

Chávez regresó el lunes a Venezuela tras pasar más de dos meses en La Habana, donde el pasado 11 de diciembre fue operado por cuarta vez en 18 meses de un cáncer del que se sabe que está en la zona pélvica, pero no su naturaleza.

Uno de los temas tratados el viernes, destacó Maduro hoy, aludió a las primarias del PSUV y Chávez pidió que fueran elegidos "los mejores y las mejores".

De esta manera dijo que Chávez estima que "se garantizará" el triunfo en los comicios de julio, pero que pidió "que nadie se crea Supermán" y que todos abandonen "el yoismo, la vanidad y el individualismo" y consoliden el "liderazgo popular colectivo".

Sobre la condición del gobernante, Maduro reiteró que "está al mando a plenitud" y sostuvo que él en varias ocasiones dijo en las últimas semanas "que más temprano que tarde tendríamos a nuestro comandante Chávez en Caracas y ahora aquí lo tenemos".

"Con fe absoluta, decimos: más temprano que tarde tendremos a nuestro comandante Chávez allí (en el palacio presidencial), continuando en la conducción, en el mando de la revolución bolivariana", remató el vicepresidente.