La extraña comedia romántica "Silver Linings Playbook" fue elegida el sábado la mejor cinta en los Premios Spirit, que premian a lo mejor del cine independiente y son preámbulo a la entrega del Oscar en Hollywood.

"Silver Linings Playbook" encabezó la ceremonia con cuatro premios, incluyendo mejor actriz para Jennifer Lawrence y a la dirección y guión para David O. Russell.

Lawrence es la favorita a llevarse el premio a mejor actriz en la entrega del Oscar del domingo por su papel como una joven viuda que entabla una inestable nueva relación con un hombre recién dado de alta de un hospital psiquiátrico.

"The Sessions" se llevó dos premios para actores, uno para John Hawkes como un hombre con un pulmón artificial que anhela perder su virginidad y otro para Helen Hunt como la sustituta sexual que le ayuda a hacerlo.

El premio al mejor actor de reparto fue para Matthew McConaughey, por su papel como un extravagante desnudista en la película "Magic Mike".

Hunt también está nominada como mejor actriz de reparto en los premios Oscar, que se entregan el domingo.

McConaughey, también nominado a mejor actor en los Spirit por su actuación en "Killer Joe", es un conocido de Hollywood pero relativamente nuevo en los premios importantes del cine.

Junto a McConaughey estaba también nominado Michael Peña, de ascendencia mexicana, por "End of Watch".

McConaughey bromeó en la ceremonia del sábado, al señalar que debió "quitarse los pantalones para conseguir un trofeo".

Por su parte, "Silver Linings Playbook", está nominada a mejor película en los Oscar, donde Russell buscará también la estatuilla al mejor director y mejor guión adaptado, mientras que Bradley Cooper y Lawrence competirán por mejores actores en papel protagónico.

En poco menos de tres años, Lawrence ha pasado de ser una actriz relativamente desconocida a una heroína de la franquicia de "The Hunger Games" y una potencial ganadora del Oscar a sus cortos 22 años. Su rápido ascenso inició con otra cinta nominada a los Premios Spirit, "Winter's Bone", que ganó el máximo galardón en el festival de cine Sundance en 2010 y le dio a Lawrence su primera nominación a un Oscar.

Lawrence dijo adorar el cine independiente por la emoción de congelarse con el resto del equipo de trabajo en medio de la noche por el simple hecho de creer en la historia.

"Es por eso que hago lo que hago. Me encanta esa sensación. Es decir, prefiero tener calor", bromeó Lawrence.

En tanto, "Amour", del director-guionista austriaco Michael Haneke, se llevó el galardón a la mejor película internacional. Haneke, de 70 años, dijo en broma que se sentía el hombre más viejo en una habitación repleta de cineastas jóvenes.

Entre otros de los primeros ganadores en la ceremonia figuró el drama adolescente "The Perks of Being a Wallflower", como mejor ópera prima. Esta cinta fue dirigida por Stephen Chbosky, quien adaptó su propia novela.

Derek Conolly se llevó el premio a la mejor ópera prima en materia de guion por "Safety Not Guaranteed", una comedia romántica.

___

La periodista de The Associated Press Christy Lemire contribuyó con este despacho.