El presidente del Banco Asiático de Desarrollo (BAD), Haruhiko Kuroda, es el candidato favorito para convertirse en el próximo gobernador del Banco de Japón (BOJ), según apuntan hoy los medios nipones.

El candidato, que será propuesto la semana que viene por el primer ministro japonés, Shinzo Abe, sustituiría a Masaaki Shirakawa, que anunció recientemente que dejaba su cargo como máximo responsable del Banco central el próximo 19 de marzo, pocos días antes de que expire su mandato el 8 de abril.

Kuroda, de 68 años, se ha situado como la opción más probable del Gobierno conservador japonés, que deberá conseguir que su propuesta de gobernador del BOJ para los próximos cinco años sea refrendada por las dos cámaras del Parlamento.

Durante una rueda posterior a su encuentro ayer en Washington con el presidente estadounidense, Barack Obama, el primer ministro japonés aseguró que su intención era presentar a su candidato al BOJ a principios de la semana que viene.

El actual presidente del BAD, con sede en Manila, lleva en su cargo desde hace ocho años y fue desde 1999 a 2003 viceministro de Finanzas, responsable de asuntos internacionales y política de divisas extranjeras.

Kuroda es conocido por su defensa de las políticas agresivas de expansión monetaria para hacer frente a la deflación crónica de la economía japonesa, en consonancia con la estrategia adoptada por el nuevo Gobierno japonés.

Abe, que llegó al poder el pasado mes de diciembre, siempre ha defendido para el BOJ una política de flexibilización monetaria más agresiva para estimular la economía y un objetivo inflacionista más ambicioso.

Las desavenencias del primer ministro con el actual Gobernador del banco central, que calificó de poco realistas estas medidas, motivaron según todos los analistas su pronta retirada de una institución que dirigía desde 2008.