All Boys profundizó el mal momento de Boca Juniors al vencerle el sábado 2-0 por el torneo Final de fútbol argentino, con lo que extendió su racha negativa a tres partidos consecutivos sin conocer la victoria.

El encuentro, correspondiente a la tercera fecha, se disputó en la cancha del ganador, que fue ampliamente superior durante los 90 minutos y si el resultado no fue más abutlado fue por la buena actuación del arquero boquense Oscar Ustari.

Oscar Ahumada y Luis Ángel Vildozo, de penal, marcaron los goles del triunfo.

A pesar de que Boca intentó tomar la iniciativa del partido, rara vez pudo hilvanar una jugada colectiva y quedó a merced del contragolpe de All Boys, que generó las jugadas más peligrosas.

La apertura del marcador, tras un par de ocasiones que desperdició Iván Borghello y las buenas atajadas de Ustari, llegó a los 61 minutos, cuando Santiago Montoya Muñoz metió un pase frontal ante la confusión de los defensores de Boca y dejó solo a Ahumada, que entró por el medio del área y definió con precisión. Fue el tercer gol del ex volante de River Plate en el campeonato, uno por partido.

A los 69, el árbitro Diego Ceballos le cobró penal a Santiago Silva por tomar de la camiseta a un rival en un tiro de esquina y Vildozo puso el 2-0. Luego All Boys se dedicó a cuidar el resultado y no sufrió apremios.

Tras derrotar ajustadamente a Quilmes en el debut (3-2), el equipo dirigido por Carlos Bianchi igualó 0-0 ante Tigre y cayó 2-1 en casa ante Toluca de México, por la Copa Libertadores. Lo más preocupante es que nunca pudo encontrar un buen funcionamiento colectivo.

En el primer partido del día, Quilmes venció 3-0 a Unión en Santa Fe, en un duelo clave en la lucha por no perder la categoría. El vencedor, que se impuso con goles de Jacobo Mansilla, Fernando Elizari y Sebastián Romero, sumó su segundo triunfo consecutivo y salió momentáneamente de la zona de descenso. El perdedor, que sufrió dos expulsiones y sólo suma un punto, quedó aún más hundido en el fondo de la tabla de promedios.

Cabe destacar que entre los 60 y los 78 minutos el partido estuvo detenido por incidentes que se produjeron en las tribunas entre simpatizantes de ambos equipos.

La fecha había comenzado el viernes con la victoria 2-1 de Arsenal ante Argentinos Juniors, que desembocó en la renuncia de su entrenador Gabriel Schurrer, y con el empate 1-1 entre Estudiantes y San Lorenzo; continuará más tarde con Lanús-Vélez Sarsfield y el domingo con Independiente-Racing Club, Atlético Rafaela-Godoy Cruz, Belgrano-Colón y River Plate-Tigre; y finalizará el lunes con San Martín-Newell's.

Ext. Headline: El equipo de Biachi sumó su tercer partido consecutivo sin ganar