Ucrania será el primer país no miembro de la OTAN que aportará un buque a la operación contra la piratería que la Alianza Atlántica tiene desplegada en aguas del Índico, anunció hoy la organización.

La participación de Kiev fue confirmada hoy durante un encuentro entre responsables de la OTAN y representantes ucranianos, en el marco de la reunión que los ministros de Defensa aliados celebran en Bruselas.

La operación antipiratería será la tercera misión de la Alianza a la que se sume Ucrania, que ya colabora con el bloque en Afganistán y en Kosovo.

La intención, según explicó en una rueda de prensa el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, es "reforzar la cooperación" bilateral y apoyar a Ucrania "a medida que hace de su sector de defensa y seguridad uno más moderno, mejor gestionado y con más control democrático".

Al mismo tiempo, Rasmussen indicó que los aliados "han dejado claras sus preocupaciones por la aplicación selectiva de la Justicia y por lo que parecen ser acusaciones motivadas políticamente".

"Son una verdadera preocupación para la OTAN", aseguró el político danés, que confió en que Kiev actúe para terminar con esa situación.

En varias ocasiones, la Alianza ha planteado críticas a Ucrania por los juicios contra la oposición y, en concreto, contra la ex primera ministra Yulia Timoshenko.

La OTAN, que en los últimos años aceptó la posibilidad de un futuro ingreso de Ucrania en la organización, ha visto como Kiev ha cambiado de estrategia y ha descartado por ahora solicitar la adhesión.

"Respetamos totalmente la política de no alineamiento, corresponde a Ucrania decidir", recordó Rasmussen.