La cantante dominicana Martha Heredia, detenida esta semana con 1,3 kilogramos de heroína, presentó el viernes problemas de salud en la celda donde permanece recluida, por lo que la audiencia en la que una jueza le habría podido imponer una sentencia a prisión preventiva no pudo realizarse.

El tribunal deberá determinar en la audiencia, aplazada sin fecha, si Heredia permanece recluida o es liberada, en espera de que la fiscalía concluya su investigación y presente los cargos en su contra. La fiscalía puede solicitar hasta un año de prisión preventiva.

Heredia, de 22 años, "está en una situación médica delicada", detalló su abogado Félix Portes, luego de una audiencia preliminar celebrada la tarde del viernes en la celda colectiva de la fiscalía de Santiago, a 150 kilómetros al norte de la capital.

La jueza a cargo del caso, Deyanira Vásquez, y la fiscal de Santiago, Luisa Liranzo, aceptaron realizar la audiencia en la celda y no en un tribunal, como es la norma, debido a que el abogado de Heredia aseguró que el estado de salud de su cliente le impedía ser movilizada.

Portes explicó que Heredia fue sometida a una liposucción en las últimas semanas, por lo que desde el jueves, cuando entre tumultos fue llevada de la agencia antidrogas a la fiscalía, comenzó a sentirse mal, con fiebres y mareos.

El abogado había solicitado por la mañana, cuando estaba prevista la audiencia que fue aplazada, que su cliente fuera enviada a un centro de salud, pero la fiscalía determinó que un médico legista oficial auscultara a la cantante.

Heredia saltó a la fama en 2009 tras ganar el concurso de talento "Latin American Idol", celebrado en aquella ocasión en Buenos Aires y transmitido por la cadena Sony Entertainment Television.

La cantante, que en 2011 presentó su primer álbum, fue detenida la noche del miércoles en el aeropuerto de Santiago cuando abordaría un avión a Nueva York con 1,3 kilogramos de heroína ocultos en las plataformas de tres pares de zapatillas que transportaba en su equipaje.

Hasta la mañana del viernes Portes había indicado que no conocía en detalle el expediente y los documentos presentados por la fiscalía, además de que no había hablado con amplitud con su cliente, pero insistió que su trabajo será "tratar de minimizar el impacto y las consecuencias de estos hechos para que ella pueda, de alguna manera, levantarse y salir adelante".

La fiscal Luisa Liranzo explicó el jueves que de ser hallada culpable de tráfico internacional de heroína, Heredia enfrenta una pena de entre 10 y 20 años de cárcel.