Un menor de 17 años fue condenado el viernes a dos años y medio de cárcel en suspenso por asociación criminal en la matanza de Curuguaty de junio pasado, que dejó 11 campesinos y seis policías muertos en una balacera en el interior de una reserva forestal.

La magistrada Yianina Ríos del juzgado de menores y adolescentes de Curuguaty, 340 kilómetros al noreste de Asunción, firmó la sentencia contra el menor identificado como R.A.B.C., según informa la página digital www.Judiciales.com.py

En Paraguay, la ley de protección de menores no permite publicar la identidad de acusados y condenados; la prensa no puede estar presente durante las audiencias.

El menor estaba con medidas alternativas a la prisión (libertad ambulatoria) desde agosto pasado en una colonia cercana a Curuguaty y continuará en esas condiciones hasta cumplir la totalidad de la pena.

El fiscal investigador del tiroteo, Jalil Rachid, dijo en su acusación que R.A.B.C. admitió ante la jueza que "su tarea adentro del terreno ocupado era llevar ropas y comidas para su hermano mayor, actualmente prófugo; esa acción es considerada por el código penal como asociación criminal".

La jueza Ríos dará a conocer la próxima semana su resolución con relación a la menor de 16 años R.V. acusada de asociación criminal. La niña se encuentra con libertad ambulatoria desde agosto para criar a su bebé.

Otros 12 acusados, adultos, están expectantes a la decisión de un tribunal de apelaciones que debe resolver si acepta la recusación del juez de garantías José Benítez. Están acusados de asociación criminal, tentativa de homicidio doloso contra seis policías, resistencia a la autoridad e invasión de inmueble ajeno.

Los sospechosos solicitaron a través de sus abogados que Benítez se apartara del caso porque fue el mismo magistrado que firmó en 2008 trámites favorables al ex senador Blas Riquelme, quien reclama las tierras de 2.000 hectáreas donadas al estado en 1967 por una empresa privada.