El expresidente costarricense Óscar Arias viajará este fin de semana a Paraguay para preparar el despliegue de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para las elecciones generales del próximo 21 de abril.

Arias, designado como jefe de la misión de observación electoral y acompañamiento político de la OEA, estará en Asunción hasta el miércoles en una visita en la que además pretende "promover el diálogo entre los actores políticos y sociales paraguayos", informó hoy el organismo hemisférico en un comunicado.

El premio Nobel de la Paz se propuso el pasado diciembre como "moderador" de un posible diálogo entre los candidatos para las elecciones, un papel en el que se estrenará en este viaje.

Su agenda incluye "reuniones con autoridades del Gobierno del Paraguay, ministros del Tribunal Superior de Justicia Electoral, candidatos presidenciales, autoridades partidarias, miembros del cuerpo diplomático local y medios de comunicación", señaló la OEA.

El organismo no especificó los nombres de los candidatos con los que se reunirá, aunque se espera que se vea con el del gobernante Partido Liberal, Efraín Alegre, y el del opositor colorado, Horacio Cartes; tal y como hizo esta semana el jefe de la misión de Unasur, Salomón Lerner.

"El Premio Nobel costarricense ha manifestado su interés en utilizar esta nueva visita a Paraguay para escuchar las opiniones de los actores políticos paraguayos en torno al actual proceso electoral", señaló la OEA.

"Al mismo tiempo, aprovechará para abogar ante ellos para que la campaña en curso se desarrolle de forma constructiva y transparente, de manera que facilite la construcción de consensos nacionales, tanto antes como después de los comicios", agregó.

Durante su visita, Arias firmará el Acuerdo de Procedimientos de Observación con el Tribunal Electoral paraguayo e instalará al grupo móvil de observadores, "que durante los próximos dos meses mantendrán contacto directo con los actores del proceso electoral en todo el territorio paraguayo", explicó el organismo.

El despliegue definitivo de la misión de la OEA se producirá en las semanas inmediatamente anteriores al 21 de abril, precisó.

Arias fue designado jefe de la misión por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, tras la crisis generada en Paraguay con la destitución del presidente Fernando Lugo en un controvertido juicio político en el Legislativo, el 22 de junio pasado.

Lugo, que fue sustituido en el cargo por su vicepresidente, Federico Franco, sostiene que fue víctima de un "golpe de Estado parlamentario", mientras que la Unasur y el Mercosur consideraron que se produjo "un quiebre democrático" y suspendieron temporalmente al país como miembro.

La OEA, en cambio, rechazó la vía de la suspensión y aprobó en su lugar la designación de una misión que observe el proceso hasta después de las elecciones, que elegirán al sucesor de Franco.