Un joven bareiní murió hoy debido a las heridas por los disparos efectuados por la policía contra los manifestantes en las protestas del pasado 14 de febrero, cuando se conmemoraba el segundo aniversario del inicio de la revuelta en Baréin, informaron fuentes de la oposición.

Mahmud Isa al Yaziri, de 20 años, falleció en el hospital en el que el permanecía ingresado tras recibir un disparo directo a corta distancia en la cabeza, según el principal grupo de la oposición bareiní, el chií Al Wefaq.

En un comunicado, Al Wefaq explicó que el joven fue asesinado por las fuerzas del régimen en la zona de Yasirat al Nabih Saleh, al sur de Manama, en el marco de "las operaciones de terrorismo oficial contra todos los que piden la democracia y la libertad en Baréin".

El funeral de Al Yaziri se celebrará en esta jornada y se prevé multitudinario, como exequias anteriores de fallecidos en las protestas, que con frecuencia derivan en disturbios.

En las carreteras que conducen hacia el lugar del funeral, en las afueras de Manama, hay un fuerte despliegue policial, con constantes puestos de control, según pudo constatar Efe.

El fallecido hoy es primo del adolescente Husein al Yaziri, que pereció también de un disparo durante las protestas del 14 de febrero, aunque no resultaron heridos en los mismos disturbios.

Esta semana se han celebrado numerosas marchas para recordar a Husein, durante las que han estallado enfrentamientos entre los opositores y las fuerzas de seguridad.

Además, una mujer de 36 años falleció también la semana pasada como resultado del lanzamiento masivo de gas lacrimógeno junto a su casa, en el pueblo de Abu Seba, que es escenario frecuente de disturbios.

Desde el 14 de febrero de 2011, unas 120 personas han muerto, 2.000 han sido detenidas y más de 2.000 han perdido sus puestos de trabajo por participar en las protestas para pedir reformas políticas, según datos de la oposición.

En el plano político, la segunda ronda del diálogo nacional entre las distintas fuerzas bareiníes comenzó el pasado día 10 en Manama para lograr un consenso que ponga fin a la crisis política en este país de mayoría chií gobernado por una monarquía suní.