El ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López, se retractó hoy de su versión sobre la muerte en un enfrentamiento con la Policía de dos supuestos narcotraficantes, uno de los cuales, había dicho, se parecía al cabecilla del cartel mexicano de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

En una entrevista con la radio Emisoras Unidas, López aclaró que hasta las 02.00 hora local de hoy (08.00 GMT) ni siquiera se ha podido confirmar si hubo o no enfrentamiento armado y dijo que las fuerzas de seguridad realizan un patrullaje vía aérea para determinar si es cierta esa información.