La Unión Europea (UE) ha destinado 600.000 euros para impulsar un nuevo programa que pretende mejorar, mediante la capacitación de profesionales y familias, la salud mental en Gaza, donde los traumas psicológicos y el estrés postraumático han aumentado notablemente en los últimos meses.

Los palestinos en la franja tendrán más fácil el acceso a los servicios de salud mental en los próximos años gracias a este programa, que involucra a los Cuerpos Médicos Internacionales y cuatro organizaciones palestinas, se indica en un comunicado de los Veintisiete difundido hoy.

Según datos de la ONU, el trauma psicológico y los casos de estrés postraumático en la franja de Gaza han aumentado considerablemente desde la última escalada bélica en la zona el pasado mes de noviembre, se precisa en el documento.

La iniciativa, denominada "Propia Ayuda-Propia Cura", ha sido específicamente diseñada para tratar a la población que vive bajo una situación prolongada de conflicto, lo que permitirá a los residentes de Gaza atender sus padecimientos mentales a nivel individual o familiar.

"La UE ha trabajado con la sociedad civil palestina durante muchos años para garantizar un asistencia de salud mental adecuada para aquellos que la necesitan en la franja de Gaza así como en otras partes del territorio palestino ocupado", afirma el representante John Gatt-Rutter.

El responsable señaló que "gracias a esta nueva donación, seremos capaces de promover métodos más efectivos para lidiar con padecimiento emocional severo y mental entre la población de Gaza".

Entre los beneficiarios del proyecto figuran niños, adolescentes, mayores y aquellas personas con problemas mentales preexistentes, especialmente los que se encuentran en riesgo de padecer crisis psicológicas severas.

Se espera que el programa abarque a más de 2.300 personas a través de centros comunitarios en la franja de Gaza, y que más de 230 profesionales de distintos ámbitos reciban capacitación.

Desde 2010 la UE ha destinado cerca de 4 millones de euros en proyectos de cooperación con el Ministerio de Salud de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y otras organizaciones, a fin de colaborar con la mejora de la salud mental en los territorios palestinos.