La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas en Colombia denunció hoy en su informe anual que los militares y policías colombianos violaron el derecho a la vida de civiles en 2012.

El representante del organismo en Colombia, Todd Howland, especificó que hay registros de homicidios "por incumplimiento" pero no "para mejorar las estadísticas", al descartar los casos de ejecuciones extrajudiciales conocidas en el país suramericano como "falsos positivos".