La mitad de los españoles ve en la corrupción política el problema más grave para la imagen de España en el exterior, frente a una cuarta parte que cree que es la crisis, la pobreza o el paro.

Así se desprende del último barómetro del Real Instituto Elcano, organismo privado dedicado a los estudios internacionales y estratégicos, que sitúa a la corrupción, con el 52 %, como el principal problema que daña la imagen de España en el exterior, muy por delante de otros como el paro y la pobreza (19,1 %) o los problemas del sistema financiero (5,9 %).

En este estudio, basado en un sondeo a un millar de ciudadanos durante la primera quincena de febrero, los encuestados señalan a España como el país más corrupto de una lista en la que hay otros países europeos como Italia o Francia pero también por encima de países como Marruecos o China.

Javier Noya, investigador de Elcano, señaló en rueda de prensa que según la mayoría de los estudios internacionales España no es un país tan corrupto como Marruecos o China y sin embargo los españoles sí lo creen así, lo que demuestra el "elevado grado de malestar" que hay sobre la corrupción, que hace que "se distorsione la realidad".

El sondeo también muestra que la gran mayoría de los ciudadanos, (88,4 %) considera que la imagen de España en el exterior no ha mejorado en el último mes, aunque el 59 % valora la iniciativa Marca España puesta en marcha para mejorar dicha imagen.

Por otro lado, la encuesta señala que casi la mitad (47,9 %) de los españoles menores de 45 años se ha planteado seriamente emigrar para mejorar sus condiciones de vida, porcentaje que se eleva al 67 % en el caso de los menores de 30 años.

Además de joven, la nueva emigración española sería también muy cualificada, porque la disposición a salir aumenta muy significativamente con el nivel de estudios, ya que el 65 % de los universitarios estaría dispuesto a emigrar, frente al 35 % de jóvenes con estudios primarios.

La primera preferencia es Europa para más de la mitad de los que piensan emigrar (el 53,9 %), seguida de Estados Unidos (11,7 %) y América Latina (10,8 %).

España sufre desde 2008 una importante crisis económica, con un desempleo que afecta al 26 % de la población activa, pero que se eleva al 55,13 % entre los jóvenes menores de 25 años.

A esta situación se suman en los últimos meses los escándalos de corrupción política, especialmente tras publicarse en diversos medios de comunicación que el extesorero del gobernante Partido Popular, Luis Bárcenas, supuestamente pagó durante años sobresueldos en dinero negro a la cúpula del partido.