El Gobierno esloveno se enfrentará el miércoles próximo a una moción de censura presentada hoy y que previsiblemente provocará su caída, ya que la proposición cuenta con el respaldo de más de la mitad de los parlamentarios.

La oposición izquierdista de Eslovenia Positiva (PS) presentó hoy una "moción de censura constructiva", tras cerrar un acuerdo con otras tres fuerzas políticas para formar una nueva coalición de Gobierno que sustituya a la del primer ministro conservador Janez Jansa, en el ojo del huracán por acusaciones de corrupción, informó la agencia STA.

Los partidos que apoyan la moción, entre ellos dos antiguos socios de Jansa, suman 50 de los 90 diputados del Legislativo esloveno.

De salir adelante la moción, Alenka Bratusek, dirigente de PS, recibiría el encargo de formar un nuevo Gobierno, en el que también estarían los socialdemócratas, la centrista Lista Cívica y el Partido de los Jubilados.