El Gobierno de Ecuador designó hoy al general de División Jorge Aníbal Peña como nuevo comandante general del Ejército, tras la renuncia a ese cargo anunciada ayer, jueves, del general Marco Aurelio Vera.

La designación de Peña se dio a través de un decreto Ejecutivo suscrito por el presidente de la República, Rafael Correa, que aceptó la petición de "disponibilidad" (retiro del ejercicio activo) presentada por Vera.

El nombre de Peña se escogió de una terna enviada ayer mismo por el Ministerio de Defensa.

En un comunicado oficial, dicho Ministerio informó ayer de que ha recibido la "solicitud voluntaria" de "disponibilidad" del "general de División Marco Vera Ríos, comandante general de la Fuerza Terrestre".

Vera asumió la comandancia del Ejército el 1 de febrero del año pasado tras ser designado por Correa mediante un decreto ejecutivo, en reemplazo de Patricio Cárdenas, que para entonces había presentado su renuncia al cargo por asuntos personales.

La dimisión de Vera resonó ayer en las redes sociales y en algunos portales de medios informativos, tras su ausencia en una ceremonia a la que debía asistir y en la que se suscribió un acuerdo entre los ministerios de Defensa y del Interior sobre sistemas de seguridad para localidades del sur del país.

Varios medios informaron de que la ausencia de Vera se debía a su renuncia por supuestas discrepancias por el ascenso de varios coroneles que, aparentemente, no reunían las calificaciones necesarias para ello.