El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció hoy nuevas medidas de relajación de las sanciones económicas a Birmania y que permitirá transacciones económicas con cuatro de las principales entidades financieras del país asiático.

Entre los bancos birmanos que podrán restablecer relaciones económicas con EE.UU, incluida la apertura de cuentas y otros servicios financieros, figuran el Myanma Economic Bank, Myanma Investment and Commercial Bank, Asia Green Development Bank y Ayeyarwady Bank.

"El incremento en el acceso al sistema bancario de Birmania para nuestras empresas y organizaciones no gubernamentales ayudará a facilitar el desarrollo económico y social continuado, y servirá de modelo para una inversión responsable", afirmó David S. Cohen, subsecretario de Terrorismo e Inteligencia del Tesoro de EE.UU. en un comunicado.

Asimismo, estos bancos birmanos podrán acceder al sistema financiero de EE.UU., algo que tenían prohibido hasta ahora, y supone un nuevo paso en el proceso de normalización de las relaciones entre ambos países, iniciado por Washington en 2012 en respuesta a las reformas puestas en práctica por el Gobierno del presidente birmano, Thein Sein.

Por último, EE.UU. reiteró en su nota "su compromiso a favor de las reformas políticas y económicas positivas en Birmania", y urgió al Gobierno del país a continuar estos progresos mediante la puesta en práctica de "medidas que promuevan la transparencia del gobierno, la protección de los derechos humanos y la libertad religiosa".

El presidente de EE.UU., Barack Obama, viajó el pasado mes de noviembre a Birmania junto con la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, para expresar el apoyo de Washington a la apertura del país del sudeste asiático.