El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, notificó hoy al Congreso el envío a Níger de unos cien soldados armados para colaborar en "tareas de inteligencia" con las tropas de Francia que están combatiendo contra grupos islamistas en Mali.

"Los últimos componentes de un desplazamiento de aproximadamente 40 soldados adicionales de EE.UU. entraron a Níger el 20 de enero con el consentimiento del Gobierno" de ese país, indicó la breve nota del mandatario divulgada por la Casa Blanca.

Este desplazamiento "proveerá apoyo para la recolección de inteligencia y facilitará el intercambio de inteligencia con las fuerzas francesas que conducen operaciones en Mali y con otros aliados en la región", continuó.

De esta manera, señaló Obama, el contingente de personal militar estadounidense en Níger "es de aproximadamente 100 soldados".

"Las fuerzas enviadas recientemente han ido con armamento para el propósito de su propia protección y seguridad", explicó el presidente.

El pasado 11 de febrero, Obama ordenó movilizar 50 millones de dólares del Departamento de Defensa para apoyar la acción militar de Francia y algunos países africanos, entre ellos Chad, contra los grupos islamistas en Mali.

En enero, Francia comenzó la "Operación Serval" para ayudar al Ejército y al Gobierno de Mali a detener el avance de tres grupos que controlaban el norte del país africano: Ansar Al Din, Monoteísmo y Yihad en África Occidental (MYAO) y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Hasta el momento, la aportación de Estados Unidos a la intervención en Mali ha consistido básicamente en apoyo logístico y de transporte aéreo.