El Banco Central de Cuba (BCC) ha concedido a particulares más de 210.000 créditos por más de 1.200 millones de pesos cubanos, equivalentes a unos 50 millones de dólares, desde finales de 2011, según datos divulgados hoy por esa entidad financiera.

El vicepresidente del BCC, Francisco Mayobre consideró que la nueva política crediticia que entró en vigor en la isla el 20 de diciembre de 2011 ha mostrado un "favorable impacto", reportó la estatal Agencia de Información Nacional.

Esa medida permite la financiación bancaria al sector no estatal con el objetivo de dinamizar el trabajo autónomo, la producción agropecuaria, la rehabilitación de viviendas y otras gestiones.

Estas nuevas cifras de créditos otorgados se dan a conocer después de que el jueves el Gobierno de la isla anunció que amplió el acceso de los particulares a los créditos bancarios y abrió la posibilidad de que el sector privado reciba pagos en moneda convertible.

Las nuevas disposiciones legales diversifican las opciones de garantía de pago para que los cubanos puedan adquirir créditos bancarios, los cuales hasta ahora sólo se podían respaldar con dinero.

En ese sentido, la jefa del Grupo de Políticas Macroeconómicas de la Comisión Permanente de Implementación y Desarrollo de las reformas económicas, Juana Lilia Delgado, explicó que los bancos no solo aceptarán dinero, sino también la entrega de prendas, joyas, alhajas o cualquier otro bien de metal o piedras preciosas.

Asimismo, indicó que las instituciones bancarias permitirán ahora otros activos como objetos de valor cultural, vehículos de motor, bienes agropecuarios, viviendas de veraneo y solares yermos, entre otros bienes, en garantía del préstamo bancario.

Los funcionarios precisaron que cuando se ofrezcan en garantía los bienes antes mencionados, las instituciones bancarias exigirán la certificación de titularidad, expedida por el registro donde conste inscrito, en los casos que corresponda.

Además subrayaron que con las nuevas resoluciones se autoriza pagar en pesos convertibles cubanos (CUC, equivalentes al dólar) los servicios de alimentación que ofrezcan los trabajadores por cuenta propia a las empresas.

Sobre ese aspecto, dijeron que también podrán efectuar sus pagos en CUC a las entidades presupuestadas y las personas jurídicas del sistema de turismo que contraten a particulares.

De acuerdo con la medida, esos pagos no se podrán realizar en efectivo y se harán mediante cheques, tarjetas, pagarés o cartas de crédito local, entre otros instrumentos.

La ampliación del sector privado es una de las principales reformas impulsadas por el presidente Raúl Castro para "actualizar" el socialismo cubano y superar la crisis económica de la isla.