La Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos criticó duramente el viernes una reforma constitucional al fuero penal militar.

En un informe de 21 páginas divulgado a la prensa, la Alta Comisionada dijo que la reforma "para ampliar la jurisdicción de los tribunales militares vulnera la separación básica entre los poderes, necesaria para la independencia del poder judicial".

La reforma, agregó, "refleja la falta de confianza y respeto entre las instituciones del Estado, lo que socava el estado de derecho y la legitimidad del propio Estado".

La crítica del informe de la Alta Comisionada se une a las formuladas recientemente por organizaciones como Human Rights Watch sobre una reforma al fuero penal militar que aprobó el Congreso colombiano en diciembre.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos siempre ha negado que la reforma busque amparar delitos cometidos por los uniformados o la impunidad de crímenes cometidos por éstos en el pasado o en el futuro.