Al menos una persona murió hoy y otras cuatro resultaron heridas en los choques que estallaron entre policías y seguidores del movimiento separatista del sur del Yemen en la ciudad meridional de Adén, según pudo constatar Efe.

Los agentes de seguridad intentaron dispersar con disparos y gases lacrimógenos a los separatistas, que habían atacado, como en otras ocasiones, un acto organizado por el partido islamista Islah (Reforma) en la plaza de Urud, en Adén.

Los islamistas pretendían celebrar el primer aniversario en el poder del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, que tras un año de revueltas fue elegido en febrero de 2012 en sustitución de Ali Abdalá Saleh, que accedió a dejar el cargo tras rubricar un acuerdo auspiciado por el Consejo de Cooperación del Golfo.

Los partidarios del movimiento del sur acusan al partido Islah de apoyar al Gobierno central de Saná para mantener la unidad de las dos partes del Yemen, que se convirtieron en un solo país en 1990.