La temporada 2013 del campeonato del mundo de Superbike se caracterizará, entre otras muchas cosas por la cantidad de aspirantes al trono dejado vacante por el italiano Max Biaggi (Aprilia RSV 4), quien tras el título obtenido el pasado año decidió retirarse de la competición activa.

Biaggi continuará vinculado muy de cerca a esta competición al realizar labores de comentarista de televisión, por lo que podrá ver en vivo y en directo la pelea de sus antiguos rivales por ocupar el puesto que ha dejado vacante.

El circuito australiano de Phillip Island será el encargado de dar el pistoletazo de salida a los pilotos aspirantes al título de Max Biaggi a lo largo de una temporada que tendrá un total de quince citas y que concluirá en la India, en el circuito de Buddh, el 17 de noviembre, tras pasar en dos ocasiones por España, el 14 de abril en Aragón, y el 20 de octubre en Jerez de la Frontera.

Entre los principales aspirantes al título estará el campeón de 2011, el español Carlos Checa, quien será uno de los pilotos oficiales, el principal, de la marca Ducati y es que el fabricante de Borgo Panigale pondrá en pista su última versión de la moto campeona años atrás, la 1098, ahora denominada 1199 Panigale R, que pretende aproximar mucho más su rendimiento al de las motos de cuatro cilindros tras los cambios realizados en el reglamento técnico de la competición.

Ducati será el único entre los seis fabricantes involucrados directamente en la competición que pondrá en pista su clásico motos de dos cilindros, mientras que Aprilia, BMW, Honda, Kawasaki y Suzuki recurrirán a cuatro cilindros de distintas configuraciones.

Además de Carlos Checa, por su condición de campeón en 2011, otro de los aspirantes al título de Biaggi debiera ser el británico Tom Sykes, a quien el pasado año le faltó escasamente medio punto para proclamarse campeón junto a su potente y rápida Kawasaki ZX 10 RR.

Sykes intentará conseguir en 2013 lo que el pasado año se le escapó por muy poco con el francés Loris Baz como compañero de equipo, pero entre sus rivales para buscar ese objetivo volverá a haber un piloto italiano, Marco Melandri.

El piloto de Ravena, vencedor de seis carreras el pasado año, contará con el respaldo oficial del fabricante alemán BMW, quien ha logrado una buena evolución de su S 1000 RR y junto a Melandri buscarán lo que sería el primer título mundial de ambos en la categoría, aunque no serán los únicos que busquen ese objetivo, ya que Honda también pondrá en pista a un potente equipo.

Los británicos Jonathan Rea y Leon Haslam serán los responsables de buscar para el fabricante del Ala Dorada un título que no consiguen desde 2007, cuando lo lograron, precisamente, de la mano de otro británico, James Toseland.

En Suzuki han depositado toda su confianza en el francés Leon Camier, al que acompañará en la escuadra oficial su compatriota Julez Cluzel.

Por cuanto se refiere al fabricante italiano Aprilia, actual campeón del mundo, tanto en lo que se refiere a la clasificación de pilotos como de fabricantes, sus defensores del título serán el norirlandés Eugene Laverty, quien repite como oficial de la marca por segundo año consecutivo, y el francés Sylvain Guintoli.

Tanto Laverty como Guintoli saben lo que es ganar carreras pero no son pocos los que piensan que les faltará consistencia para estar delante en todas las carreras de una temporada que comienza este fin de semana, como viene sucediendo desde 2009, en uno de los circuitos más bonitos y técnicos del mundo, el australiano de Phillip Island.

En la categoría de Supersport, que completa el programa de actividades del campeonato del mundo de Superbike, el turco Kenan Sofuoglu, triple campeón mundial, será el encargado de defender por primera vez y al manillar de una Kawasaki ZX 6, el dorsal número uno que ganó en pista la pasada campaña. Juan Antonio Lladós