Tres partidos de la oposición ucraniana bloquean físicamente desde hace 16 días la tribuna y la Presidencia de la Rada Suprema (Parlamento unicameral de Ucrania) con la exigencia de aprobar un régimen de votación personal y a mano alzada en las sesiones parlamentarias.

"No vemos una actitud constructiva por parte de la mayoría (parlamentaria) y por eso hemos bloqueado la tribuna. Y la seguiremos bloqueando", dijo hoy a los medios locales el vicepresidente del grupo parlamentario UDAR, Vitali Kovalchuk.

Las tres formaciones de la oposición -Batkivshina, de la exprimera ministra Yulia Timoshenko; UDAR, del campeón mundial de los pesos pesados Vitali Klitschkó; y la ultranacionalista Svoboda- exigen una reforma del reglamento interno de la Rada.

Los opositores quieren medidas de control para impedir que se vote con la tarjetas electrónicas de los diputados ausentes.

Aunque la Constitución ucraniana establece que el voto parlamentario es personal e intransferible, la oposición denuncia que los oficialistas del Partido de las Regiones (PR) y el Partido Comunista de Ucrania se saltan con asiduidad esa norma.

Dado que no cuentan con la mayoría de escaños que permite sacar adelante las leyes (226), los opositores exigen además que la reforma del reglamento de la Rada pueda ser aprobada con el voto de 150 de los 450 diputados que conforman el Parlamento ucraniano.

Mientras, con el PR, del presidente Víctor Yanukóvich, poco dispuesto a aceptar una reforma que acabaría con los llamados diputados 'pulsabotones', la oposición apuesta por la disolución de la Rada y la celebración de elecciones anticipadas.

La Carta Magna de esta antigua república soviética permite al presidente disolver la Rada y convocar comicios transcurridos 30 días de inactividad en el Parlamento.

"Ya hemos dado órdenes (...) para desplegar las sedes de campaña electoral. Nos preparamos para las elecciones", dijo en rueda de prensa el líder del grupo parlamentario Svoboda, Oleg Tiagnibok, que subrayó que a los nacionalistas ya no les interesa las negociaciones para desbloquear la Rada.

El presidente del grupo parlamentario de Batkívshina, Arseni Yatseniuk, aseguró que su formación "ni siquiera ha disuelto las sedes de campaña".

"Yanukóvich controla la situación en el Parlamento a través de Klúyev (secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa), (...) que le ha convencido de que no hay que aceptar la votación personal, porque en ese caso el PR perdería la mayoría en el Parlamento", aseguró Yatseniuk.

La séptima legislatura de la Rada Suprema fue inaugurada el pasado mes de diciembre, después de la victoria del PR en las elecciones parlamentarias de octubre, en las que se erigió en primera fuerza política del país con 210 escaños, seguido por Batkivshina, con 99 parlamentarios.