Cartagena de Indias se convirtió hoy en una pasarela de grandes estrellas, como el estadounidense Harvey Keitel y el español Julio Medem, durante la inauguración del 53 Festival Internacional de Cine (FICCI) que cada año acoge esta ciudad del Caribe colombiano.

Además de Medem y Keitel, ya están en Cartagena el actor español Luis Tosar, el guionista estadounidense Paul Schrader, y el exjugador de fútbol y actor francés, Eric Cantona, entre otros.

El presidente del FICCI, Salvo Basile, explicó a Efe que este festival ya ha logrado acercar a América Latina al cine estadounidense, así como consolidarse como uno de los principales encuentros del séptimo arte en el subcontinente.

"Hollywood gusta de Cartagena", comentó, al indicar que así lo han demostrado otras figuras que han pasado por este festival en ediciones anteriores, como Robert De Niro o Jeremy Irons.

La gala de inauguración del FICCI contó con la presencia del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien el año pasado promulgó la Ley del Cine con la que hoy día este país se presenta ante el mundo como un escenario atractivo para el rodaje de películas.

Basile ratificó que esta nueva ley permite a los productores desgravarse de importantes gastos: "esto nos pone a la altura de sitios como Puerto Rico, donde la gente va no sólo por las locaciones sino también porque tiene ese retorno financiero que es importante para el cine".

Una de las figuras que atrajeron hoy las miradas fue la actriz colombiana Martina García, coprotagonista junto al español Luis Tosar del filme "Operación E", que se proyectará el domingo en este festival tras superar una gran trama en los tribunales colombianos.

Sobre esta película, Basile dijo que con su estreno en el FICCI se muestra que "aquí no hay censura".

"Operación E" cuenta la historia de José Crisanto Gómez, el campesino colombiano al que las FARC obligó a cuidar de Emmanuel, el bebé que tuvo Clara Rojas en la selva cuando estuvo secuestrada junto a la entonces candidata presidencial, Ingrid Betancourt, en febrero de 2002.

La película elegida para la inauguración hoy del festival fue "Roa", del director colombiano Andrés Baiz, donde se narra la historia de Juan Roa Sierra a quien se le acusa de ser el autor material del asesinato del carismático líder y dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán.

El asesinato de Gaitán, ocurrido el 9 de abril de 1948, constituye para Colombia una de las fechas más importantes en la historia política del siglo XX pues dio origen a un levantamiento popular que desató una violencia cuyos efectos todavía no desaparecen del espectro nacional.

El filme recoge la visión que tiene este director colombiano de Juan Roa, un personaje de muy bajo perfil y una vida muy misteriosa del que todavía poco se sabe y constituye el eje central de la cinta que se basa en la novela "El crimen del siglo", de Miguel Torres.

El FICCI, que terminará el 27 de febrero, presentará un total de 140 películas procedentes de 32 países y hará retrospectivas a la obra del director italiano Vittorio de Sica y del haitiano Raoul Peck.