El centrocampista uruguayo Mauricio Pereyra decidió continuar en las filas del Lanús argentino, pese al acuerdo por su traspaso al que el club bonaerense había llegado con el Krasnodar ruso.

Fuentes cercanas al futbolista de 22 años indicaron que su representante, Ricardo Canals, dijo que "no era demasiado interesante" el ofrecimiento del equipo que participa en la Primera División de Rusia desde 2011 para un jugador de sus cualidades.

Confirmada la continuidad de Pereyra en la plantilla granate, el entrenador Guillermo Barros Schelotto dispuso su titularidad para el encuentro del próximo fin de semana con el Vélez Sarsfield, en la tercera jornada de la Liga argentina.

El Lanús comparte el liderato del torneo con el River Plate, tras dos victorias, con siete goles anotados y ninguno encajado.

Pereyra, de 22 años, fue fichado por el Lanús hace un año y medio procedente del Nacional de Montevideo por 1,5 millones de dólares y el club bonaerense esperaba recibir 2,8 millones de esa moneda por su traspaso al Krasnodar.